Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
El País

Caso Lucio Dupuy: separaron a las asesinas del nene de 5 años en cárceles distintas

Se trata de Abigail Páez y Magdalena Espósito Valenti, madre de la víctima y su pareja. Una fue trasladada a Mendoza y la otra quedó en San Luis.

Un año después de ser condenadas a prisión perpetua por el brutal crimen de Lucio Dupuy, el nene de 5 años cuya muerte generó conmoción en todo el país, la Justicia resolvió separar a la madre del nene y a su pareja. Así, las mujeres condenadas fueron trasladadas a distintas cárceles y no se verán más en el cumplimiento de su pena.

Fueron el abuelo y la tía del nene quienes en una reunión con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, le habían pedido expresamente que separaran a las dos mujeres, quienes estaban alojadas en la misma celda, algo que la familia de Lucio consideraba un beneficio para sus homicidas.

Por eso ahora Magdalena "Magui" Espósito Valenti (25), madre del nene, fue trasladada al Complejo Penitenciario Federal N°6 de Mendoza mientras que Abigail Páez (28), su pareja, se quedó en la cárcel de San Luis, donde estaban juntas. Los traslados se realizaron este miércoles a las 2 de la mañana.

Fue Valenti quien le solicitó a la jueza Marisol Rodríguez, a cargo de su ejecución de pena, ser trasladada a Santa Rosa, por dos motivos: estar mas cerca de su familia para que la puedan visitar y también sea separada de Páez.

 

El Servicio Penitenciario Federal respondió que por el perfil criminal de la mujer, la Unidad 13 de La Pampa no era un penal adecuado. Por lo que se decidió el traslado a la cárcel mendocina.

Ambas cumplían su sentencia de cadena perpetua en la misma celda del Complejo Penitenciario N°1 de San Luis, lo que para el abuelo y la tía de Lucio era considerado un beneficio.

La ministra de Seguridad celebró la resolución de la Justicia, que trasladó a una de ellas a Mendoza, mientras que la otra quedó en San Luis.

Es que durante el juicio se conoció que la pareja veía a Lucio como "un obstáculo" para que puedan estar juntas, motivo por el cual decidieron asesinar al niño de 5 años. Al estar en el mismo lugar de detención, la familia Dupuy consideraba que no se trataba de una pena, sino de un privilegio, ya que habían logrado su cometido.

Valenti fue acusada de homicidio triplemente calificado por el vínculo, alevosía y ensañamiento; mientras que su pareja Páez, fue condenada por homicidio doblemente calificado por alevosía y ensañamiento, en concurso real con el delito de abuso sexual, agravado por tratarse de la guardadora y por haberse cometido contra un menor de 18 años de edad, aprovechando la situación de convivencia preexistente, como delito continuado.

Lucio Dupuy fue asesinado el 26 de noviembre de 2021. En los resultados de la autopsia, se reveló que el menor murió por “múltiples golpes” y presentaba marcas de mordeduras y quemaduras de cigarrillo previas al hecho. Asimismo, también comprobaron que el chico tenía signos de haber sido abusado sexualmente.

De acuerdo con los peritos, la causa de la muerte fue un edema cerebral como consecuencia de politraumatismos. Según determinó el tribunal, las dos mujeres participaron de la golpiza mortal y el nene recibió puñetazos, patadas y palazos, además de un pisotón en la espalda por parte de Páez (que se pudo determinar por la marca que dejó su zapatilla), el cual le provocó lesiones internas.

El 3 de mayo de 2023 se promulgó la “Ley Lucio”, destinada a fortalecer los mecanismos de protección para los menores, a través de la prevención y detección temprana de situaciones de vulneración de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso